"Una mirada distinta de la realidad, ni mejor ni peor, solo distinta"

El Sitio de Escobar - Prov. de Bs. As. - Argentina


Desde el 12-04-1998
en la red

Menú rápido | ir abajo

Enlace Patrocinado::::

 

"Houston, aquí Base Tranquilidad, el Águila ha alunizado."..."Este es un pequeño paso para (el) hombre, un gran salto para la humanidad".


El día del amigo

Todos los días... pero hoy más

El 20 de julio de 1969, hace tan solo unos 45 años, el comandante de la misión Apollo 11, Neil Armstrong, era el primer hombre en pisar la Luna.
El y sus compañeros de viaje, dejaron la comodidad de la madre tierra para entrar en el frió y desconocido espacio en busca del mas grande anhelo que el ser humano ha tenido desde que levanto la vista del suelo y vio esa luz recortada en la oscura noche de los tiempos. Tocar la luna con las manos.


20 de julio de 2014
compartir:
por @jorgecarusso para @escobarsite


Aquel día se hizo realidad, un sueño de la humanidad y 600 millones de telespectadores de todo el mundo escucharon sus primeras palabras: "Este es un pequeño paso para (el) hombre, un gran salto para la humanidad".

Dejando de lado los prejuicios de... quien, como, porque y el mar de conspiraciones tejidas al respecto, como que fue realizado en un set de cine. Despojado de mi poco cariño al imperialismo americano -como a todos los imperialismos- y pasado 45 años de la noche que no dormí con la Spica en el oído esperando que las flamantes antenas parabólicas instaladas en Balcarce me traigan el mas maravilloso sonido que nunca imaginé escuchar: "Houston, aquí Base Tranquilidad, el Aguila ha alunizado.", puedo asegurar que ese fue uno de los momentos más importantes de la humanidad, junto al dominio del fuego o la invención de la rueda.

Pero para llegar a concretarse con éxito se necesitó diez años de preparación, del trabajo de 350.000 personas y de 24.000 millones de dólares.

La tonta idea que "el día de la madre es todos los días " o que yo no festejo el "día de..." porque no le hago el juego a la sociedad de consumo...no aporta nada... seamos sinceros, todos los días vivimos enfrascados en nuestras propias vicisitudes y si no tenemos un "verdadero" pretexto para hacer algo por nosotros terminamos deglutidos y victimas de "la sociedad de consumo", "la corporación patronal", "La sinarquía internacional" o cualquier otra cosa que nos quita aire y vida.


La iniciativa de conmemorar el Día del Amigo fue del argentino, Enrique Ernesto Febbraro, odontólogo y profesor de filosofía. Ese día, mientras Neil Amstrong ponía su pie en la Luna, Febbraro se sentó a escribir desde su casa en Lomas de Zamora, mil cartas a cien países: "Viví el alunizaje del módulo como un gesto de amistad de la humanidad hacia el universo y al mismo tiempo me dije que un pueblo de amigos sería una nación imbatible. ¡Ya está, el 20 de julio es el día elegido!", le explicó a sus destinatarios.

Si vemos el núcleo social como una extensión de nuestra propia voluntad, esa conciencia colectiva toma vida propia y siente, sufre y se alegra al ritmo de nuestras propias vivencias.

Así como se expanden los pulmones de alegría con los logros que tomamos como propios, se contraen con aquellas desgracias que conmueven nuestras fibras interiores.
Tus logros son mis logros, tus penas son mis penas... dejamos de vivir y sentir solos el día que salimos de las cavernas y aprendimos a expresar nuestras ideas, para sumarlas a las de los demás y así crear historias gigantescas que dieron origen a todo lo que vemos.


Tengo muchos amigos. Cada vez que pierdo uno, porque la vida se lo lleva para inscribirlo en mi manual de recuerdos, mi lagrimal se fuerza por decir que no pasa nada, pero es mentira, sabemos muy bien que nos morimos un poco.
Dicen los genetistas que las parejas se juntas por la diferencias de genes y que los amigos por las "similitudes" .
Por algo será... la evolución es sabia,,, "Nadie puede salvarse solo" dice el libro sagrado.

Quizás se nos complica organizar un viaje hasta la luna, aunque podemos vivir en ella todos los días.
Pero nos basta con ir a pescar, organizar un asado o ver todos juntos la final de nuestro club preferido.
Pero en el medio también están los momentos feos. Ahí llegan primero, toman el control de nuestras vidas y restauran heridas como verdaderos cirujanos de guerra.

Desconfió de aquel que no pudo recolectar amigos en su vida tanto como de aquel que no quiere a los animales.

Inmediatamente después del alunizaje en 1969, el famoso astronauta dijo que no lo habían entendido bien. Agregó que lo que había dicho fue: "Un pequeño paso para 'un' hombre". Ocurrió, dijo, que la gente no lo escuchó.

Su paso era pequeño como el nuestro cuando estamos solos y se agiganta en magnitud como logro colectivo, como cuando compartimos intereses, afinidades e intercambiamos humores entre nuestro entorno con un solo objetivo: sentirnos mejor.

Porque en última instancia, un amigo no se define... se siente.


 


También puedes leer: |

Notas relacionadas:


Buscador interno de material en archivo

Opinión | NdeR | Sociedad | Notas conmemorativas | Interés General

 

 



© Prohibida su reproducción sin la autorización de los autores intelectuales.
Los artículos publicados en la columna de opinión son de responsabilidad de sus autores y no reflejan necesariamente el pensamiento de los editores de este portal







Enlace Patrocinado:::::::



DECLARADO: de interés Municipal - dec. 462/99 - de interés Legislativo - Resolución 1728/19 - (c) Hecho el deposito que establece la ley Nº 11723 - RNPI Nº 915167 / 2011 - Ver. 3.0- 2019