"Una mirada distinta de la realidad, ni mejor ni peor, solo distinta"

El Sitio de Escobar - Prov. de Bs. As. - Argentina


Desde el 12-04-1998
en la red

Menú rápido | ir abajo

Enlace Patrocinado::::
Opinión |

El Estado pospandemia, necesario e insuficiente



La pandemia provocó cambios en las personas y en las instituciones. La etapa posterior presentará nuevos desafíos a los que el Estado tendrá que responder.


10 de julio de 2021
compartir:
por José Emilio Graglia


La pandemia del coronavirus ha trastocado las agendas gubernamentales de los Estados, tanto de los nacionales como de los subnacionales, más allá de las ideologías políticas de sus gobernantes de turno o del desarrollo económico y social de cada uno de los países. Consecuentemente, se han cuestionado los marcos teóricos y los modelos metodológicos para el diseño y la gestión de políticas públicas. Atento a ello, es necesario que redefinamos el rol del Estado en relación con dichos procesos, para salir de la pandemia y, sobre todo, para la pospandemia.

En Latinoamérica, la pandemia ha demostrado que excesos neoliberales son parte del problema y que el Estado populista no es parte de la solución. El neoliberalismo promueve un Estado ausente que ajusta sin eficiencia, mientras que el populismo propicia un Estado omnipresente que reparte sin eficacia. Ambos fracasaron. Desde una política humanista, hay que rescatar el rol del Estado como responsable principal de las políticas públicas. Para recuperar la confianza perdida por la ausencia o la omnipresencia estatal, tenemos que innovar su rol. Al respecto, me permito cuatro conjuntos de innovaciones.

1. Gobierno y administración

Es fundamental el cumplimiento de las funciones específicas del gobierno y de la administración del Estado, siempre al servicio de la sociedad y no de los gobernantes o administradores de turno. Un Estado responsable implica que los gobernantes decidan y que los administradores accionen en el marco de sus competencias legales. Hace falta un trabajo en equipo entre unos y otros, atentos a sus responsabilidades como servidores públicos. Hace falta que se consulten, para que las políticas públicas puedan lograr sus objetivos y resultados en términos de satisfacción social y aceptación ciudadana.

2. Gobernabilidad y gobernanza

Es primordial la gobernabilidad del gobierno y la gobernanza en el proceso de gobernar, sin apriorismos ideológicos. Un Estado responsable implica un gobierno representativo y rendidor de cuentas y, sobre esa base, un proceso de gobernar receptivo y legítimo. Hace falta que los representantes sean fieles a los representados, para que haya gobernabilidad, y que los gobernantes sean servidores de los gobernados, para que haya gobernanza. Hace falta que la gobernabilidad del gobierno sea la base de la gobernanza en el proceso de gobernar y que, por lo tanto, esta sea el punto de partida de aquella.

3. Integración y descentralización

Es indispensable que los Estados nacionales se integren y, asimismo, descentralicen sus competencias y recursos. Un Estado responsable implica que no se aíslen de la región del mundo a la que pertenecen por su geografía y su historia, por encima de los partidos o las ideologías. Hace falta que los gobiernos y las administraciones públicas no decidan ni accionen lejos de sus destinatarios. Hace falta que la integración no se detenga frente a los extremos del librecambismo ni del proteccionismo y que la descentralización supere los límites del ajuste y del derroche.

4. Subsidiariedad

Es imprescindible que el Estado intervenga cuando los actores sociales no puedan satisfacer sus necesidades y, en cambio, se abstenga cuando dichos actores pueden hacerlo, siempre para fortalecer y nunca para debilitar a la sociedad. Hace falta un Estado que decida y accione subsidiariamente, a favor de la participación de los actores privados y ciudadanos. Un Estado que no se desentienda de las necesidades sociales ni abandone a los ciudadanos en nombre de la iniciativa individual y, a la vez, no se adueñe de las necesidades sociales ni someta a los ciudadanos en nombre del destino colectivo.


José Emilio Graglia
Politólogo y jurista. Doctor en Derecho y Ciencias Sociales (UNC), en Gobierno y Administración Pública (UCM) y en Política y Gobierno (UCC). Presidente del Instituto de Ciencias del Estado y la Sociedad (ICES), Córdoba, Argentina.

 

También puedes leer: |

Notas relacionadas:


Buscador interno de material en archivo

Opinión | NdeR | Sociedad | Notas conmemorativas | Interés General


Si todavía estas con nosotros es porque valoras nuestro esfuerzo, nuestra trayectoria y porque, como nosotros, tenés una mirada distinta de la realidad… ni peor, ni mejor… solo distinta. Sin condicionamiento económico de los gobiernos de turno.
Nuestro compromiso es con los más de 40 años en el periodismo, con los 22 años en la web y con vos.

Defendé tu libertad de leer y la de nosotros de publicar.


 



© Prohibida su reproducción sin la autorización de los autores intelectuales.
Los artículos publicados en la columna de opinión son de responsabilidad de sus autores y no reflejan necesariamente el pensamiento de los editores de este portal







Enlace Patrocinado:::::::



DECLARADO: de interés Municipal - dec. 462/99 - de interés Legislativo - Resolución 1728/19 - (c) Hecho el deposito que establece la ley Nº 11723 - RNPI Nº 915167 / 2011 - Ver. 3.0- 2019