"Una mirada distinta de la realidad, ni mejor ni peor, solo distinta"

El Sitio de Escobar - Prov. de Bs. As. - Argentina


Desde el 12-04-1998
en la red

Menú rápido | ir abajo

Enlace Patrocinado::::

Breve historia de la:

Zamba Capital de la Flor
de Nicolás Carusso y José Masciná


Imagen blanco y negro: el autor de la letra, Nicolás H. Carusso junto a la profesora Beba Costa en un agasajo que hiciera el municipio a personalidades del distrito por el aniversario del partido durante los 70 en las instalaciones del Club Boca del Tigre.
Imagen sepia: el Padre José Mascina autor de la música durante una presentación de la zamba en el club Sportivo Escobar


05 de octubre de 2019
compartir:
por @escobarsite

Ni bien termina la primera Fiesta de la Flor, entusiasmados, todos los escobarenses ya estaban pensando en la organización del próximo evento.
Casi al final de 1964, Nicolás Carusso, que ya había incursionado en varias experiencias en relación con la música, comienza con la idea de crear una "Zamba" conmemorativa de la flamante fiesta que representaba a los trabajadores de la flor.

Luego de terminada la letra tarareó algunas melodías y tenía bien presente el punteo característico pero más de ahí no pudo progresar y recurrió a la ayuda de sus amigos, los padres del Colegio San Vicente de Paul.
Es así que el Rvdo. José Mascina, prontamente le dio forma musical y una hermosa pieza surgió desde los sótanos del colegio.
Un informal conjunto se reunía una vez por semana -creo que era los miércoles- y practicaba la flamante zamba con el fin de llegar para los próximos festejos.
Formaron parte de esa aventura musical: el autor del la letra, Nicolás Carusso -bombo-, el autor de la música, padre José Mascina (guitarra y voz), el padre Buck (bajo) y el padre Quevedo (voz).

En 1965, la fiesta arrancó con una canción propia hecha por dos escobarenses que exaltaba los valores de los trabajadores de la tierra, la zamba "Capital de la Flor". En poco tiempo llegó a todos los rincones del partido, siendo interpretada por coros de colegios y varios conjuntos folclóricos. Es importante reconocer el aporte de la profesora "Beba" Costa, que con su coro supo mantener fresca en la comunidad la zamba durante todo el año para que resurja con fuerza en los días del festejo.

Con el tiempo el grupo musical se fue diluyendo como las estrofas en el sótano del colegio San Vicente. El Padre Buck fue trasladado a Madagascar, Mascina a Buenos Aires y Quevedo a Luján.
Carusso insistió en mantener viva su canción y logro que la firma Radiotron BBC le sponsoreara una tirada de discos interpretados por Ricardo Blanco que se ajustaba bastante a la original, pero según el autor… nunca pudo sacar el punteo de la guitarra.

Por otra parte la profesora Beba Costa seguía interpretando, con su coro, la zamba en las inauguraciones y otros eventos oficiales.

Alguien preservó una cinta de las grabaciones hechas en los sótanos del colegio San Vicente y Mario Stigliani (Propietario de Radio Litmar) lo envió para que se realizara un máster en un disco de pasta. De ahí recuperamos el original que se pasó a formato de cinta de casete y ahora a digital que, aunque con dificultad, se puede apreciar la belleza de una canción que supo interpretar y resumir una época particular de nuestra sociedad y que al escucharla nos permite evocar, recordar y valorar a quienes fueron sus protagonistas y hoy solo viven en sus estrofas.

Pulse aquí para escuchar la versión original


 

 



© Prohibida su reproducción sin la autorización de los autores intelectuales.
Los artículos publicados en la columna de opinión son de responsabilidad de sus autores y no reflejan necesariamente el pensamiento de los editores de este portal







Enlace Patrocinado:::::::



DECLARADO: de interés Municipal - dec. 462/99 - de interés Legislativo - Resolución 1728/19 - (c) Hecho el deposito que establece la ley Nº 11723 - RNPI Nº 915167 / 2011 - Ver. 3.0- 2019