Buscar en el sitio
Ingrese la palabra a buscar o parte de ella - No colocar frases- Ayuda

"Una mirada distinta de la realidad,
ni mejor ni peor, solo distinta"
Escobarsite.com.ar - - Gracias por visitarnos - Desde el 12 de Abril de 1998 en la red


El Tiempo
Nuestros videos
El Face de Los Loros
Home | volver

Historia | Granaderos | Escobar

LOS GRANADEROS
LUIS ANTONIO Y JUAN MATEO GELVES


compartir:

La zona conocida coma la Cañada de Escobar era un gran territorio que se iniciaba en la naciente de este arroyo en el partido de Gral. Rodriguez y finalizaba donde el mismo descargaba sus aguas sobre los bañados del río Luján. Esta última zona corresponde a las actuales tierras ocupadas por las localidades de Ingeniero Maschwitz, garín, Maquinista Savio y Del Viso.
A partir de mediados del siglo XVlll, se conformó el partido del Pilar con todos estos territorios, los que se irán desglosando en otros partidos como Gral. Sarmiento, Gral. Rodriguez y Escobar. En este mismo siglo, y en la parroquia de Nuestra Señora del Pilar, del antiguo partido homónimo, contraen matrimonio Luis Gelves con Francisca Javiera Vielma, constituyéndose en la chacra de los padres de esta última, sobre tierras arrendadas en la cañada de Escobar. De esta última unión nacen más de diez hijos, entre los que se cuentan Juan Mateo Gelves y Luis Antonio. En el año 1812, el entonces Teniente Cnel. Don José de San Martín comienza a convocar voluntarios para armar el Regimiento de Granaderos a Caballo, presentándose hombres provenientes de todas las provincias y de distintos pagos de la Campaña Bonaerense, entre ellos, varios jóvenes criollos y de "a caballo " del partido de Pilar, figurando los hermanos Juan Mateo y Luis Antonio Gelves que se integrarán al recién formado regimiento. A fines de 1812, el gobierno dispuso que San Martín cuidara la costa occidental del río Paraná, la que era asaltada y saqueada permanentemente por los españoles, divisándose a mediados de enero de 1813, una escuadrilla realista en dichas costas, desembarcando el 3 de febrero de ese mismo año, una compañía compuesta de 250 soldados españoles con dos piezas de artillería. Los granaderos se encontraban desplegados en dos columnas detrás de los muros del convento de San Carlos, uno al mando de San Martín y la otra del capitán Justo Bermúdez, quienes les salen al encuentro sorprendiendo a los españoles, los que son rechazados luego de un encarnizado combate, abandonando en el campo de batalla, una nabdera, 50 fusiles, las dos piezas de artillería, 40 soldados muertos y 14 prisioneros. Las fuerzas patriotas tuvieron 27 heridos, entre los que se contaban el granadero Luis Antonio Gelves, a quienes meses después se le da de baja como inválido de guerra. En dicha contienda, nuestras fuerzas contaron con 15 muertos, entre ellos al capitán Justo Bermúdez, al sargento Juan Bautista Cabral, que en acción heroica salva la vida de San Martín que moría exclamando: "Muero contento, hemos batido al enemigo", y un valeroso granadero oriundo de la cañada de Escobar, Juan Mateo Gelves, nuestro joven héroe, un criollo nacido en la chacra de sus abuelos maternos, cuyas tierras hoy se ubicarían en las proximidades de la localidad de del Viso, pero que en aquel entonces pertenecían al igual que las de Garín, Matheu, Maschwitz, Escobar y Maquinista Savio, al partido de Pilar. El combate de San Lorenzo, no sólo fue el bautismo de fuego del glorioso Regimiento de Granaderos a Caballo, sino que todos aquellos soldados criollos que llevaron hasta las últimas consecuencias el sagrado juramento de "defender a la Patria hasta perder la vida"; hijos de esta tierra gaucha, a los que debemos recordar con profundo respeto y devoción, pero de manera especial, a los granaderos Luis Antonio y Juan Mateo Gelves, porque son parte de estas tierras las mismas que hoy contienen en su seno a los pueblos que componen a los partidos de Pilar y Escobar. Fueron aquellos hombres, expresión de desinterés, de renunciamiento, de humildad, de nobleza, de patriotismo y de serenidad. Evoquemos pues a nuestros héroes porque con su gesta afirmaron los cimientos de una patria grande, cuando sólo le prometían, por único salario, el laurel de la gloria.



::Breves
(...)
Ver mas...


::Recomendado







© Prohibida su reproducción sin la autorización de los autores intelectuales.

Los artículos publicados en la columna de opinión son de responsabilidad de sus autores y no reflejan necesariamente el pensamiento de los editores de este portal











DECLARADO DE INTERES MUNICIPAL - dec. 462/99 - Propiedad de WebSitio de Argentina - (c) Hecho el deposito que establece la ley Nº 11723 - RNPI Nº 915167 / 2011

WebSitio de Argentina